José Zorrilla, multado

Resulta que el otro día me acerqué a visitar a mi querido amigo ahorcado, el cerúleo Machado rojo de mi garaje. Me sorprendió ver que había perdido el rictus avinagrado del que avisé hace unos meses. Parecía algo risueño, con esa media sonrisa que no invita a sonreír. Conociéndole como …